viernes, 20 de abril de 2012

El nacimiento del estado del malestar.

Todos hemos oído estos últimos días la batería de medidas del gobierno, votado por una tercera parte del electorado, sobre educación y sanidad. No me gustaría que quedara en la sombra tampoco el recorte inmenso que se le ha hecho a la ciencia y al I+D+i, en estos días he oído comentarios de personas cercanas, sobre que esto se hace para los que se aprovechan del sistema, esto es realmente una falacia y una demagogia gratuita, ya que dicho porcentaje de personas fraudulentas (por no decir las palabras que llegaron a mis oídos) es tan nimio que ni siquiera puede llegar a causar perdidas a cualquier sistema sanitario, educativo, etc.
Vayamos por partes, la educación sufrirá cambios tales como un aumento de horas lectivas por parte de los profesores, los cuales tendrán menos tiempo para preparar mejor sus clases y corregir exámenes, por lo tanto dedicar una educación de baja calidad; un aumento del numero máximo de alumnos que tendrán las clases, alegando que así podrán sociabilizar mejor, señores no nos engañemos al colegio vamos a educarnos en grupo y, sobretodo, en el intelecto individual, si hemos de aprender a relacionarnos tenemos momentos, pero cuando la educación de vuestros hijos está de por medio, lo importante es la calidad y la atención que se pueda dar. Estos son solo dos ejemplos pequeños de los miles de problemas que reportarán dicha educación. Evidentemente si tenemos una ciudadanía inculta será más fácil meterle los bulos, las cortinas de humo y que el futbol ha de ser lo que debemos usar para olvidar los verdaderos problemas. Demagogia, no, preocupación por el futuro de un país.
La sanidad tampoco se queda corta, que junto con la educación, han sido recortados diez mil millones de euros los cuales, justamente, son los que pertenecen a lo que destina el estado a la iglesia. Para empezar los pensionistas pagarán un 10% de los medicamentos, anteriormente gratuitos, aquí también me llego un comentario demagógico de alguien que decía que los viejos acumulan medicamentos en casa, deleznable oír esto de alguien que no comprende de lo que habla. También hay que señalar que el rango del REPAGO, establecido por este gobierno, ha marcado un rango cómico, si cobras mas de 100.000€ pagas el 60% del medicamento y si es menos el 50%. Eso no es un rango es un insulto a la ciudadanía la cual casi el 80% no llega ni a los 20.000€ por no decir a los 15.000€ al año. Personalmente soy una persona con una enfermedad crónica, y ya he sufrido algo similar, pedir medicamentos y que me digan este ahora no es gratuito, PAGA. En otro momento trataremos los recortes de los empleados de la sanidad pública, ya que es otro mundo a parte. Evidentemente si tenemos una población que si enferma no puede pagarse la cura, irá muriendo y menos pensiones de las que preocuparse. Demagogia, no, preocupación por el futuro de un país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada