lunes, 30 de abril de 2012

UN PLAN GENIAL, por Carmen Escalas Vicens


Las cabezas pensantes del PP, han encontrado la solución definitiva para salir de la crisis.
Los recortes que se han aplicado y que se van a aplicar, especialmente en EDUCACIÓN y SANIDAD, tienen mucho sentido, son pertinentes y van a solucionar todos y cada uno de los problemas generados por la crisis. (No te enfades, sigue leyendo).
Analicemos SANIDAD:
-Pagar parte de los medicamentos: ¡Genial! Los usuarios de la tercera edad, con unas pensiones que dan lástima, tendrán que elegir entre comer o comprar los medicamentos. Si deciden prescindir de los medicamentos…morirán antes y si deciden no comer… ¡Fantástico! El estado se ahorra los medicamentos, las visitas médicas y las pensiones.
Los usuarios de mediana edad, a muchos de los cuales se les ha recortado el sueldo, están en paro y algunas otras “cosillas” sin importancia, también les va a reportar pingües beneficios a las arcas del estado. Comprarán menos medicamentos y como seguramente las listas de espera para tratamientos, cirugía, etc… van a ser eternas, pues eso, que también se irán extinguiendo lenta e inexorablemente.  En este tramo de edad hay que añadir que si tienen hijos en edad universitaria, tendrán que elegir si les ponen a trabajar… ¡Ah, no! ¡Qué no hay trabajo! ¡El paro va en aumento! Mientras presidentes de banco y empresas varias se prejubilan con unos sueldos millonarios. La segunda opción, igual es mandarlos a cazar elefantes.
Ya sólo con estos dos aspectos, se empezaría a solucionar la crisis. Menos jubilados, menos personal de segunda edad…Supondría un gran ahorro.
EDUCACIÓN:
-La genial idea de aumentar la ratio por clase a 30 alumnos por clase, es una auténtica maravilla. Mata dos pájaros de un tiro.
Por una parte,  profesores que cuentan con ya una cierta edad, digamos a partir de 50 años, personas que ya llevan un desgaste difícil de superar, directamente, en cuestión de dos años  acabarán con infarto. Otra solución ideal, de un plumazo la administración se va a ahorrar, su sanidad y por supuesto sus pensiones.
Las plazas que dejarán libres todos esos profes que llevan más de 30 años trabajando a las duras y a las maduras; que habían conseguido avances significativos en mejoras sociales y económicas, por otros profesores, con contratos temporales y restringidos al curso escolar borradas de un plumazo con las últimas medidas del gobierno, serán sustituidos.
¡Anda que no van a ahorrar! Pensiones, sanidad, trienios. Ahí la hucha ya estará prácticamente llena.
A todo esto, la población se habrá reducido, menos población= menos gasto; por supuesto también va a suponer un ahorro importante.
Por si fuera poco, las aulas con 30 alumnos de hoy, no es lo mismo que una clase con alumnos de 45 alumnos de hace 20 años. Los alumnos actuales creen que hay que darles todo masticado, procesado y que sólo tienen derechos. Bien, en unos años, las clases serán una auténtica jungla (se podrán entrenar para lo de los elefantes). De nuestra educación saldrán cretinos incultos, mentes manejables y adaptables a las nuevas circunstancias.
Los licenciados, doctores, investigadores…seguro que emigrarán a otros países. ¿Qué oportunidades tienen aquí? Se están reduciendo los fondos dedicados a investigación, se despiden investigadores por falta de presupuesto, se desperdicia de forma activa y continua el potencial de nuestros investigadores que son muchos y muy cualificados.
Por último, sospecho que por si acaso, en algún lugar, hay unos almacenes llenos de virus, preparados para ser repartidos en centros sanitarios y colegios, por si acaso se salva alguien.
En fin que va a quedar un país donde  políticos y  banqueros van a terminar a tortazos porque ya no tendrán nada que repartirse.
Los demás ya nos habremos ido a tomar viento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada